Saltar al contenido

Perro Kelpie Australiano

Kelpie Australiano
Kelpie Australiano

Aunque es amable y fácil de adiestrar, su gran energía y ganas de trabajar no lo hacen apto para vivir dentro de casa o en un apartamento. Se hacen mucho a un solo dueño, y aunque es leal e inteligente, es muy independiente, aspecto imprescindible para su trabajo.

También te puede interesar:
Clasificación de Razas de Perros según la FCI
Perros de raza pastor y boyeros

Origen del Kelpie Australiano

El inhóspito y desconocido ambiente de Australia forzó a los colonos ingleses y escoceses a seleccionar unos perros de trabajo que se adaptaran a las condiciones del país —espacios mucho más grandes, rebaños muchos más grandes de rebeldes corderos de raza merina, y el tremendo calor—. El Moh (como llaman en Australia al rebaño) había que recogerlo en corrales del rancho o la estación para pasar la noche protegiéndolo de los dingos aborígenes y para que no se perdieran. Para ello hacía falta un perro realmente trabajador que supiera reunir y dirigir el rebaño, más que el típico pastor de su país de origen.

Muchas zonas de Inglaterra habían elaborado su propia línea de pastor, casi siempre con el nombre de la región o del propietario. La mayoría de ellas se ha perdido hoy en día, pero para el año 1800 todavía existían algunas cuando tuvo su auge la emigración a Australia. En ese momento, muchas otras razas fueron introducidas a Australia, y las que mejor servían dentro del nuevo ambiente eran usadas y posteriormente cruzadas con otras locales.

Uno de los primeros tipos que resultó ideal para las condiciones australianas fue la línea Rutherford de Collies de North County. Estos perros eran de pelo corto, de oreja erecta o semi, y de color negro o negro y fuego, y fueron descritos por G. S. Kempe como «de construcción robusta y temperamento valiente […] con una gran cabeza y fuertes mandíbulas».

Varios miembros de la familia Rutherford emigraron de Escocia a Australia, y recibieron un buen lote de estos perros de sus familiares. Otras personas pronto vieron las habilidades de estos perros y quisieron cachorros de esta línea. Hay dudas sobre sí se mantuvieron puros al ciento por ciento, ya que los pragmáticos propietarios de rebaños cruzaban sus buenas hembras de trabajo con los mejores perros que podían encontrar, sin importar su genealogía. Pero la línea Rutherford formó la base para la raza que actualmente se conoce como kelpie.

A finales del siglo XIX, un ranchero llamado Gleason cambió un caballo por un cachorro hembra negro y fuego criada en Victoria, de padres importados de la línea Rutherford. La llamó “kelpie”, que en gaélico significa ondina, y la encontró una espléndida trabajadora. La perra fue conocida como “Gleason’s Kelpie”, y su descendencia dio el nombre a la raza. Esta Kelpie original fue cruzada dos veces con “Moss”, un perro australiano negro, de la línea Rutherford, y luego con “Caesar”, un perro negro y fuego de padres puramente escoceses. Esta última camada con Caesar daría el más famoso kelpie de la historia. Una hembra negra y fuego, también llamada “kelpie”, que fue regalada a G. T. W. King. Su kelpie (la segunda) ganaría la primera competición de perros de trabajo con rebaño celebrada en Australia. Esta victoria hizo aumentar el interés por esta línea.

La raza kelpie se basa en estos comienzos, con cruces a lo largo de los años con otras líneas. La raza es en esencia inglesa, sin introducción del dingo. Salieron muchos buenos perros de trabajo negros de la línea creada sobre “Moss”, sobre todo uno llamado “Barb”. Durante muchos años se creyó que los negros eran una raza aparte llamada barb. Había otras líneas conocidas por los nombres de sus mejores perros o de su dueño, pero pronto se unificaron todas bajo la denominación de kelpie.

Kelpie Australiano
Kelpie Australiano

Características Físicas del Kelpie Australiano

El kelpie australiano es un perro de raza mediana, astuto como un zorro, cuyo cuerpo incluso recuerda al de este animal. Tiene ojos almendrados y hocico prominente. Cuando está activo, su cola se mantiene enderezada, si no, caída y ligeramente curvada. El pelo corto del kelpie se divide en un manto inferior de pelo corto y denso y un manto superficial de pelo liso y duro. El manto inferior le protege de las temperaturas extremas, tanto del frío como del calor, y gracias al manto superficial contiguo, es impermeable. Los colores del pelaje del kelpie pueden ser muy variados, aunque la mayoría de los kelpies que se crían en la actualidad son de un solo color, la paleta de colores de su pelo puede ir desde el negro o negro marronáceo, pasando por matices azulados, hasta el rojizo, marrón cobrizo, marrón chocolate o incluso color crema.

Su cabeza tiene una semejanza con la de un zorro, pero se diferencia de estos por sus ojos almendrados. Su contextura general es musculosa y compacta, pero flexible, midiendo los machos entre 46 a 51 cm y las hembras entre 43 a 48 cm. Su pelaje es de doble capa, teniendo una capa interna densa, y una exterior de pelos duros, dispuestos de manera que es resistente a la lluvia. Es largo por el vientre, llegando a formar un fleco en las patas posteriores, mientras que el resto de las extremidades poseen un pelo corto. En su cuello posee un pelo largo y grueso formando una especie de collar. El color de este es muy variable, pasando por una gama de colores oscuros a rojizos, estos pueden ser negro, negro y fuego, rojo, rojo y fuego, leonado, chocolate y humo.

Kelpie Australiano
Kelpie Australiano

Carácter del Kelpie Australiano

El kelpie es muy inteligente, laborioso y siempre está alerta. Posee además una disposición dócil y una energía casi inagotable. Por otro lado, muestra una gran lealtad y devoción al trabajo. Tiene un instinto natural para trabajar con las ovejas, tanto en el campo, como en el corral. Debido a su gran capacidad muscular en conjunto a su gran energía y elasticidad, se puede considerar uno de los perros de mejor disposición para el trabajo en general.

FUNC. Las estadísticas del trabajo que ahorra son asombrosas, y muchos granjeros americanos están conociendo el valor de estos perros. Aunque por naturaleza es un pastor de ovejas, el kelpie puede ser enseñado también para el ganado vacuno. El kelpie criado para trabajar el ganado es fuerte, y muchos pueden guiar tanto como empujar. Pueden ser muy útiles para reunir las ovejas, llevándolas dentro de los corrales, haciéndolas pasar por baños, haciéndolas subir a camiones y vagones, e incluso “montándolas” (pesando sobre su lomo) si se quedan atrapadas en el canal de carga. Un equipo de kelpies puede ser enviado a reunir una manada de vacuno, mientras el propietario espera en la puerta del corral. Pueden hacerlos pasar por las vacunaciones veterinarias, ayudar a cargarlos, y llevarlos carretera abajo hacia otro pasto.

El kelpie también ha resultado eficaz con cerdos, caballos, cabras, aves e incluso renos. Son trabajadores natos, y abundan las historias de proezas de ejemplares de la raza, pese a estar malheridos. Se les utiliza también para otros fines aparte del pastoreo, como búsqueda y rescate, perro guía y detección de drogas.

Cuidados del Kelpie Australiano

Los cuidados que requiere un kelpie australiano son, por lo general, escasos. Sí es necesario realizar con regularidad curas vermífugas y tratamientos antiparasitarios, lo cual no es de extrañar porque a estos perros les vuelve locos estar al aire libre. El kelpie australiano no necesita un cuidado del pelaje tan exigente como el de otras razas; como tiene el pelo corto, basta con cepillarlo regularmente para eliminar el polvo y la suciedad.

No obstante, educar y mantener a estos perros activos sí exige más, pues necesitan mucha actividad y movimiento. Los kelpies australianos son pura energía, adoran los paseos muy largos y necesitan pasar mucho tiempo al aire libre. Como es lógico, estos perros tan activos y temperamentales no terminan de encajar en un piso de ciudad, donde mejor están es en una casa con un gran jardín. Para el kelpie australiano, el ejercicio es imprescindible, pero a estos perros inteligentes a los que les gusta trabajar no les basta solo con eso. Los kelpies deben entrenar cuerpo y mente. Son considerados perros independientes y buscan el sentido de las órdenes que reciben; no les gustan los ejercicios estúpidos y repetitivos y buscarán por sí mismos algo que hacer que tenga más sentido para ellos, aunque no siempre sea del agrado de sus dueños.

A pesar de que son perros que aprenden con facilidad, no debe darse nunca por hecho que educarlos es tarea sencilla. Su gran inteligencia, unida a una fuerte independencia, exige mucha creatividad y coherencia en la educación y cría de esta raza.

Si se acepta su temperamento y su necesidad de ejercicio y se está preparado para dedicar tiempo en su educación y entretenimiento, entonces el kelpie australiano es un compañero extremadamente fiel y cariñoso con el que pasar muchos años de alegrías. A los kelpies les gustan los mimos y los besos, así que no hay que preocuparse, ¡estos perros hacen mucho más que contar ovejitas!

Kelpie Australiano
Kelpie Australiano

Educación del Kelpie Australiano

Mientras que su pariente cercano, el «working kelpie» o kelpie de trabajo, solo se cría para pastorear y guiar al ganado, en la cría de kelpies australianos, existen otros criterios más relevantes. Desde hace mucho tiempo, el color, el aspecto y el éxito en los concursos han resultado tan importantes para muchos criadores, que todavía hoy hay quien llama al kelpie australiano kelpie de concurso o «show kelpie». Por desgracia, parece que ya ha caído en el olvido que, en el fondo, es un perro de trabajo, igual de activo, ágil y vivaz que el working kelpie. Por suerte, muchos criadores en Europa se han dado cuenta de la importancia que tienen para estos perros factores como el ejercicio, la salud, la capacidad física y el entrenamiento. Cada vez es más frecuente ver kelpies australianos en las competiciones deportivas. No solo les entusiasman deportes como agility, obediencia, frisbee o flyball, sino también son magníficos perros de salvamento, de detección de drogas o explosivos o perros de asistencia.

Para los criadores, la condición física del kelpie australiano es tan importante como su carácter. Por ello, a los criadores no les interesan perros que sean, por ejemplo, miedosos o agresivos.

Salud del Kelpie Australiano

El kelpie australiano está considerado como una raza sana, por lo que a cada perro que se cría se le realizan controles veterinarios exhaustivos. Además de tratamientos sanitarios contra ectoparásitos y endoparásitos, se controla que no padezcan ninguna enfermedad transmisible. En la mayoría de los países, se les suelen realizar pruebas de las articulaciones de las caderas y de los codos para descartar malformaciones como la displasia.

Kelpie Australiano
Kelpie Australiano

Referencias

Puedes utilizar el contenido e imágenes de este articulo en donde tu desees, no olvides poner la fuente, si tienes dudas o interés en este tema por favor deja tu comentario o manda un correo en la sección de Contacto.

  1. Organización Canina Mundial

Sección de Comentarios.
Se utilizarán los datos proporcionados aquí de acuerdo con nuestra Política de Privacidad.
Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad y las Condiciones de servicio de Google.

5 2 votes
Article Rating
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x