Saltar al contenido

Perro Lebrel Húngaro o Galgo Húngaro

Lebrel Húngaro o Galgo Húngaro
Lebrel Húngaro o Galgo Húngaro

Los Galgos o Lebreles son perros dulces, valientes y estupendos. ¡Además hay tantas razas diferentes! En este artículo te lo contamos todo sobre uno de los menos famosos, el galgo húngaro.

Lo primero que necesitas saber sobre el galgo húngaro es:

  • Altura: 64-70 cm.
  • Peso: 20 – 30 kg.
  • Esperanza de vida: 12 – 14 años.
  • Estilo de vida: Familias, casas, caza, deporte.

También te puede interesar:
Clasificación de Razas de Perros según la FCI
Perros de raza lebreles o galgos

Historia del Lebrel Húngaro o Galgo Húngaro

Cuando los invasores magiares irrumpieron en el siglo IX en la Panonia romana, en Transilvania y en el valle medio del Danubio, llevaban consigo un lebrel proveniente de la región occidental de los Cárpatos. Según testimonios escritos de aquella época, ese pueblo era muy apasionado por la caza, para la cual utilizaba lebreles propios, cuya cepa se mezcló en el curso de los siglos con otras llegadas tanto de Oriente como de Occidente (entre los siglos XV y XVII habrían de encontrarse con lebreles turcos y asiáticos, probablemente antiguos salukis, los tazis, así como otros provenientes de África), que en el siglo XIX se perfeccionaron mediante el cruce con el galgo inglés, del que adquirieron una velocidad mayor.

Son muy conocidos y apreciados en Hungría y la zona rumana de Transilvania, pero fuera de estos países el galgo húngaro es prácticamente inexistente. En su país de origen, a día de hoy todavía se utiliza a los perros de esta raza para la caza menor y para las carreras.

Lebrel Húngaro o Galgo Húngaro
Lebrel Húngaro o Galgo Húngaro

Características Físicas del Lebrel Húngaro o Galgo Húngaro

El lebrel húngaro es un perro de formas contundentes pero bien proporcionadas y elegantes. Tiene un cuello largo y fuerte, ligeramente arqueado; su cabeza es estrecha y larga, con forma de cuña, y acaba en un hocico afilado. Los ojos del galgo húngaro son grandes, ovalados y suelen ser claros. Tiene una mirada muy calmada y dulce. Las orejas son de tamaño mediano y que se muestran erguidas cuando está alerta.

Su cuerpo es muy musculoso, ágil y resistente. Es capaz de correr grandes distancias y tiene una gran resistencia física, a pesar de que a simple vista sus patas puedan parecer muy delgadas. ¡No es nada frágil! El pelo es muy tupido, corto y sedoso, aunque crece y se queda más largo durante el invierno. Curioso, ¿verdad? Puede ser de diferentes colores: blanco, bicolor, crema, fuego, atigrado…

El estándar no indica una altura determinada, pero sí el peso: de 27 a 31 kg los machos y de 22 a 26 kg las hembras. Se presenta con cabeza alargada, ligero stop, trufa negra, ojos de mirada sincera, orejas replegadas hacia atrás, cuello largo, extremidades delgadas, riñones muy musculados y arqueados, cola delgada y enroscada. El pelo es raso y liso, por lo que el animal siente el frío y tiembla con frecuencia. Los colores del manto pueden ser gris, negro, atigrado, manchado y, raramente, blanco.

Lebrel Húngaro o Galgo Húngaro
Lebrel Húngaro o Galgo Húngaro

Carácter del Lebrel Húngaro o Galgo Húngaro

Si tienes un galgo húngaro, tendrás un perro cariñoso, dulce y fiel. Además, es muy apacible y se lleva bien con desconocidos y también con otras mascotas. Si buscas un perro fácil de adiestrar, este galgo es bastante dócil e inteligente, por lo que no será muy duro. También cuenta con una gran tenacidad y es un excelente cazador; suele confiar más en su vista que en su olfato, ¡y no le falla nunca!. El galgo húngaro es una mascota genial para todo tipo de familias.

El galgo húngaro es un perro afectuoso pero no festivo, bueno, leal, tenaz y fiel. Aun poseyendo un escaso olfato, es un excelente perro de caza para la liebre y el zorro corriendo. Se emplea también en los canódromos para perseguir la liebre mecánica en la carrera de galgos. Tiene una esperanza de vida de 12 a 14 años.

Cuidados del Lebrel Húngaro o Galgo Húngaro

Los cuidados del lebrel húngaro son similares al del resto de galgos. Conviene que hagan ejercicio habitual pero moderado, ya que un exceso de intensidad puede causarles problemas como la torsión de estómago o la displasia de cadera o codo, entre otros.

¡No dejes que coja frío! Todos los galgos suelen tiritar mucho y son propensos a enfriarse. Si no quieres que coja un resfriado, ¡protégelo durante el invierno! Tener una mantita en casa es muy buena idea, y lo mejor es evitar las horas de más frío para salir a pasear.

Su pelo no suele dar mucho trabajo, basta con un cepillado semanal para evitar el pelo muerto.

El galgo húngaro no suele tener enfermedades genéticas. Si le das una alimentación de calidad, llevas al día sus desparasitaciones y vacunas y hace el ejercicio que necesita, estamos seguros de que disfrutarás de tu amigo durante muchos años.

Lebrel Húngaro o Galgo Húngaro
Lebrel Húngaro o Galgo Húngaro

Referencias

Puedes utilizar el contenido e imágenes de este articulo en donde tu desees, no olvides poner la fuente, si tienes dudas o interés en este tema por favor deja tu comentario o manda un correo en la sección de Contacto.

  1. Organización Canina Mundial

Sección de Comentarios.
Se utilizarán los datos proporcionados aquí de acuerdo con nuestra Política de Privacidad.
Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad y las Condiciones de servicio de Google.

0 0 vote
Article Rating
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x